rl-164

Uno de los aspectos más importantes a nivel ecológico e hidrológico en la Cuenca Mirador, es que dentro de la misma no hay lagos o ríos. Es una zona de recepción de agua pluvial especialmente durante las temporadas de lluvia. Este aspecto tan marcado del ciclo del agua ha sido un fuerte problema durante las temporadas de investigación, especialmente para los trabajos de restauración. Al crecer los campamentos, el uso de las aguadas naturales perdieron su uso como fuente de agua y se pensó en la construcción de un sistema de aljibes de varios tamaños. La recolección de agua fue la principal solución ante la carestía de esta. Para ello, se utilizaron los techos de policarbonato para recolectar el agua pluvial, llevarla a tubos y drenajes hasta los aljibes o cisternas de agua. Es por eso que, además de ser protectores contra la intemperie y los rigores del clima, los techos son más que eso, son parte principal del sistema de recolección de agua pluvial del sitio.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *