rl-166

Durante investigaciones realizadas en la ciudad de El Mirador un equipo de arqueólogos dirigidos por Hansen descubrió una pared estucada con relieve junto a un canal que estaba destinada a canalizar el agua de lluvia a través del área administrativa de la ciudad; en efecto, cada techo y plaza en la ciudad estaban diseñados para dirigir el agua de lluvia en los centros de recaudación. La pared estucada muestra a dos personajes que parecen estar nadando en el agua, posiblemente como representantes o asistentes del dios de la lluvia.
Sin embargo, la misma escena también ha sido interpretada como una de las representaciones más antiguas de las creencias de la creación que se encuentran en el Popol Vuh. La escultura, que data de aproximadamente el año 200 a.C., mostraría a los míticos héroes gemelos Hunahpú e Ixbalanqué, nadando en el inframundo para recuperar la cabeza decapitada de su padre. La escultura data del mismo período que algunos de los trabajos más antiguos relacionados con el Popol Vuh: los murales en San Bartolo y la estela de Nakbe, dos ciudades cercanas.
El sistema de colección de agua habría sido una de las causas por las que el El Mirador se habría convertido en el primer poderoso reino maya, dando origen así a una rica ideología que posiblemente giraba alrededor de lo descrito en el Popol Vuh.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *