RL-20

La quema de toritos es una tradición guatemalteca y mexicana que consiste en una danza de origen español que está ligada al tema de las ganaderías y sus capataces. Se considera la representación del demonio en caza de los herejes, esto con la finalidad de darles el castigo merecido. Consiste en un traje en forma de toro que lleva juegos pirotécnicos y es portado por una persona y se puede quitar el traje hasta que los juegos pirotécnicos se apague.

La tradición se originó cuando los españoles, después de la conquista, introdujeron los juegos pirotécnicos para las celebraciones religiosas y nuestros antepasados la crearon. 

El Torito utilizado para la celebración está creado de una armazón de madera o de alambre sobre una lona cubierta con cal para evitar quemaduras a quien lo transporta. El armazón del Torito está cubierta con cohetes, canchinflines, estrellitas, etc. En el momento de la celebración, es colocado sobre los hombros de un hombre, luego se encienden los fuegos pirotécnicos; y el Torito se mueve entre la gente, quienes lo torean y corren para evadir ser alcanzados.

Se practica cuando en el municipio hay una feria patronal.

Caras sonrientes de niños y jóvenes se encienden de felicidad al ver brillar estos fuegos artificiales.

Fotografía: @rickylopezbruni

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *