rl-227

El río La Pasión cuenta con gran diversidad de atractivos turísticos naturales y arqueológicos. Por ello el ecoturismo, el turismo de aventura y el turismo cultural constituyen una fuente de ingresos importante para las comunidades locales. Uno de los principales medios de transporte en el área es el ferry, el cual funciona en horarios bastante extendidos.
El área que abarca el río La Pasión es de gran importancia cultural y natural ya que cuenta con ocho sitios en el registro nacional de áreas protegidas del Consejo Nacional de Áreas Protegidas CONAP, entre ellos parques nacionales y sitios arqueológicos. Las áreas protegidas que aquí se encuentran son de tipo I, II y III, las cuales según el Reglamento de la Ley de Nacional de Áreas Protegidas tienen las siguientes características:
Las categorías tipo I, se refieren a parques nacionales y reservas biológicas. Es decir, áreas de relativa extensión en las cuales la actividad humana ha tenido un efecto mínimo y por ello son poseen ecosistemas y especies únicas de flora y fauna de gran valor científico y ecológico.
El manejo de estas áreas tiene como objetivo la conservación de los procesos naturales de la diversidad biológica que ahí habita, para perpetuar su estado y belleza natural. Entre las prohibiciones de este tipo de categoría se encuentran: destruir, cortar o extraer la flora y la fauna característica del lugar, así como la introducción de nuevas especies.
Los biotopos, los monumentos culturales y naturales, al igual que los parques históricos son los lugares que abarca la categoría tipo II. Estas áreas se distinguen por tener elementos naturales sobresalientes, vestigios arqueológicos e históricos incuantificables.
En este tipo de área protegida no es necesario que habiten especies de flora, fauna o ecosistemas únicos. El terreno que abarca la protección dependerá del tamaño de los elementos naturales o vestigios naturales que ahí se encuentren.
Entre los objetivos del manejo de las áreas tipo II, están la protección de los elementos naturales y culturales de valor que contengan. Permitiendo que se utilicen como sitios de recreo,educación ambiental y turismo controlado. Aquí se pueden realizar investigaciones científicas. Siempre y cuando estas actividades tengan un impacto mínimo en el lugar.
En la categoría III, se indica que se incluyen las áreas de uso múltiple, los manantiales, las reservas forestales y los refugios de vida silvestre. Por esta razón son áreas boscosas relativamente grandes.
Las áreas de tipo III, que han tenido alteraciones hechas por las personas pero que aún mantienen buena parte de su paisaje natural. En ellas se puede realizar la producción sostenible de los productos naturales del área, siempre y cuando no se afecte de manera negativa y permanente los ecosistemas que ahí habiten.
La protección de este tipo de lugar se realiza con el objetivo de proveer un medio sostenido de producción de agua, madera, flora y fauna silvestre, pudiendo tener fines económicos y sociales. Para que estas áreas sean seleccionadas para su protección, se debe contar con un plan que asegure el aprovechamiento sostenido de recursos naturales que ahí se encuentran.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *