RL-26

Existen reservas naturales quienes se encargan del cuidado y de recolectar los huevos, gracias a esta medida, se logran rescatar muchas más tortugas que las que normalmente nacerían, ya que existen depredadores naturales como aves, perros, y otros animales que habitan en las cercanías de la costa quienes desentierran los huevos y se los comen, siguiendo un ciclo natural de la vida, también el humano ha sido un gran depredador de huevos, que los comen y consideran una comida exótica.

Las reservas naturales cuentan con viveros y personal capacitado, quienes protegen los huevos y educan a todas las personas que los visitan. Dentro del vivero se espera pacientemente el proceso de incubación para poder ver el día en que esas pequeñas tortugas rompan el cascarón y poder ser liberadas al océano.

Para poder ser padrino, debes recibir un curso de educación ambiental y pagar una cuota simbólica para poder adoptar a una tortuga, este dinero servirá para poder comprar más huevos y mantener las instalaciones, te debes sentir orgulloso de apadrinar a una tortuga, ya que estas apoyando directamente a la conservación del medio ambiente.

La actividad de liberación de tortugas puedes realizarla en toda la costa sur de Guatemala, desde el mes de agosto hasta el mes de febrero, durante estos meses existen fuertes cantidades de tortugas nacidas en los tortugarios, y podrás tener la posibilidad de verlas y participar en la liberación, que se realiza en horarios matutinos y vespertinos.

Fotografía: @rickylopezbruni

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *