RL-8

Esta fotografía la hice en el Las Lagunas Boutique Hotel y cuando observas la naturaleza tan frágil y tan bellamente enmarcada por un arcoíris como este, es cuando caes en cuenta que estás en profunda comunión con ella.

El departamento de Petén en la región norte de Guatemala, es uno de mis refugios espirituales favoritos en todo el planeta mundial.

Sin duda alguna la naturaleza fue la más beneficiada por unos meses durante la pandemia a nivel mundial. Desafortunadamente el alivio será momentáneo y no resolverá de fondo la crisis climática. Pero una de las consecuencias inesperadas del brote de coronavirus fue un aire más limpio y la reducción en las emisiones de gases que contribuyen al cambio climático. 

Fue maravilloso ver en las redes sociales como aparecían animales salvajes, aventurándose en deshabitados espacios urbanos, mientras sucumbían países al confinamiento en el planeta. La naturaleza pareciera querer recuperar sus espacios perdidos. Paradójicamente Covid 19 le generó un respiro al planeta.

Fotografía: @rickylopezbruni 

 

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *