RL-97

Subiendo hacia Tierra Colorada, en las faldas del Siete Orejas se nos abre este espectáculo de paisaje que nos permite apreciar al imponente volcán Santa María y la densa capa de niebla que se va desvaneciendo a manera que los primeros rayos del sol van calentando el amanecer.
Este mirador es de mis preferidos para recibir el regalo de amanecer y sentir como despierta llena de energía mi ciudad.

Foto: Jose Manuel del Busto
IG: joedelbustom

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *